Tic tac: el tiempo pasa, la temporada se acaba y tú sigues lejos de oro

Con días y casi horas para que la temporada número 8 de League of Legends llegue a su final, se sienten emociones fuertes en la Grieta del Invocador. La ansiedad comienza a consumirnos y la desesperación por subir de división rápido nos agobia mientras nos preguntamos a nosotros mismos… “¿por qué rayos no subí antes?”

Conversamos con Gaussrik, ex rioter, streamer y creador de Actualizando, para obtener la fórmula perfecta para subir de división lo más rápido posible sin perder la cabeza en el proceso, este fue nuestro resultado:

El dinero compra la felicidad… y las partidas

El dinero no crece en los árboles, pero sí en el mapa. El aprender la capacidad de obtener oro en el mapa es esencial para escalar divisiones. ¿Cómo? Aprovechando la “capacidad hacer CS para los carrileros, sus rutas por la jungla o su capacidad de sacar provecho de su objeto de soporte” son las formas que, según Gaussrik, pueden hacer que tus idas a la tienda del juego sean provechosas.

Para un tirador, la meta coreana es llegar a los 100 súbditos cada 10 minutos, pero esta meta se ve muchas veces truncada por el ritmo de juego y de avance en línea que tenga la partida. Muchas veces, entrar a partidas personalizadas a matar súbditos sin objetos ni runas son una buena práctica para perfeccionar nuestro ojo clínico al momento de entregar el golpe de gracia a esos inocentes pequeños.

Las rutas de la jungla son un desafío totalmente distinto. Gran parte de tu decisión deberá depender del campeón que vayas a utilizar, la velocidad a la que limpia el jungla enemigo y que tan adelante estén las líneas, entre otros factores. Es un tema complejo y demasiado específico, y lo que la mayoría hace es ver lo que hacen los jugadores profesionales para experimentar.

Composiciones sólidas

Es tu campeón principal y lo amas pero ¡no puedes jugar con Lee Sin todas las partidas! ¡Juan Diego, por favor detente!

Como nos cuenta Gaussrik: “un equipo ganador tendrá al menos un tanque, un acarreador que causa principalmente daño mágico, un acarreador que causa principalmente daño físico y un soporte. Es fácil confundir estos roles y pensar que Garen es un tanque, LeBlanc es acarreadora mágica, Zed acarreador físico y Nami full AP es soporte, pero las cualidades que necesitas de cada una de estos roles son específicos”.

En este sentido, lo que tú consideras como tanque también es importante. Un tanque es “un campeón cuya principal contribución al equipo es recibir daño en vez de sus compañeros. Si el campeón esta enfocado en matar, probablemente no es un tanque”, nos asegura Gaussrik.

Al momento de elegir un acarreador la historia es parecida. Tu elección debería considerar un campeón que sea capaz de realizar daño de manera sostenida a los tanques enemigos. Si tu selección favorita es capaz de eliminar a un oponente y después necesita retroceder, tenemos una noticia… tu campeón es un anti-acarreador.

Como soporte, tu misión, objetivo y razón de vida es tomar el liderazgo en la guerra de visión, ¡y no llevarte los súbditos de tu carrilero! No importa lo tentador que sea.

En resumen, Gassrik nos aconseja que “un equipo que tiene una línea frontal sólida, ambos tipos de daño y buena visión derrotará a un equipo al que le faltan estas cosas la gran mayoría de las veces”. Atreverse a utilizar composiciones que carezcan de estos elementos puede funcionar y es posible ganar, pero son estrategias mucho más difíciles de ejecutar para nuestro humilde SoloQ.

Variedad > Un solo campeón

“Pero Dasan Ko llegó a Challenger jugando solo con Annie”, exclama Pepito confundido. Jugar un solo campeón y dominarlo con gran maestría suena a una estrategia tentadora. A muchos les parece la mejor opción para soportar esas horribles noches de rankeds, pero Gaussrik nos cuenta la verdad:

“Un campeón dominado puede, a lo sumo, tener 10% más de porcentaje de victorias que los demás —¡y eso es ser generoso!—, pero si te bloquean al campeón una vez cada diez partidas, no estás saliendo adelante. Es mejor subir el nivel con varios campeones para tener variedad y adaptarte a la composición de los equipos, o poder sobrevivir uno o 2 bloqueos sin perder demasiada habilidad”.

Considerando esto, tener 3 campeones bien manejados vale más que tener un gran campeón que uses a la perfección. Las mega-jugadas podrán ser impresionantes, pero la consistencia te hará subir divisiones más efectivamente.

Mantente humilde

La humildad fuera de la Grieta es importante, pero dentro del juego es esencial.

Asumir que todas las partidas que pierdes son por culpa de otros no te llevará a ninguna parte. Sí, quizás hubo algún AFK, o tu top salió 0 / 7 en fase de líneas, pero enojarte pensando que te está todo el universo conocido intentando cagarte las promos solo hará que rompas un par de teclados y quizás termines llorando bajo la ducha. ¡Aprovecha esas partidas que… honestamente, ya están perdidas! Practicando tu farm, intentando mejorar tú, analizando qué podrías haber hecho mejor y entrenando eso. Las malas partidas existen en todos los Elos y, suponemos, hasta a Peanut le han robado todos los buffs en la jungla alguna vez. Seguir intentándolo es parte esencial del avance.

Jugar y dejar de jugar

Pero tampoco lo sigas intentando cuando estás aferrado al mouse con las uñas y tienes los ojos entintados en sangre de la rabia. Si no estás jugando bien y tu mente está en una pelea familiar, en tu soporte de la partida pasada o en el pollito asado que habrá de cena, considera detenerte. Entrar a jugar y no dar tu 100% solo será una pérdida de tiempo, energías y una derrota más a la lista.

Para subir de divisiones necesitas jugar. No importa si eres el hijo no reconocido de Faker o un simple mortal, para alcanzar la división que mereces necesitas jugar muchas partidas… muchas. Dedicarle tiempo a jugar y aprender a superar las derrotas sin miedo a seguir jugando serán esenciales para que escales divisiones.

Un último mensaje de esperanza

Por último, Gaussrik nos deja un último consejo para intentar alcanzar oro:

“[Se necesita] cafeína, mucho valor, paciencia, y perseverancia. Si no estás seguro de la construcción de objetos o runas para tu campeón, no tengas vergüenza de buscar guías o pedir ayuda. Si juegas algún campeón fuerte del meta actual, trata de jugarlo lo más posible; si tus mejores campeones no están en el meta, sigue jugándolos. LoL es un juego muy bien balanceado, importa más tu habilidad que el poder relativo de tu campeón”.

Ah, y recuerda, ¡los centinelas de control ganan partidas! ¡Siempre mira el mapa!

Te puede interesar