Los jugadores finalmente tendrán acceso a derechos laborales

China ha reconocido a los esports como una actividad profesional mediante un organismo llamado Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social (CMHRSS por sus siglas en inglés).

Así es, el pasado 25 de enero el CMHRSS anunció que había legalizado 15 nuevas profesiones. Entre ellas estaban los deportes electrónicos aunque, dicho de manera más precisa, los títulos legalizados son “profesional de los esports” y “operador de esports”.

La nación más poblada del mundo finalmente le ha dado la seriedad que esta profesión merece, y el ministerio lo identificó oficialmente en la corte. Pero esto no debería ser sorpresa, ya que los primeros reportes de que el gobierno chino planeaba respaldar la industria de los esports surgieron desde el año pasado.

El término “profesional de los esports” define a jugadores que compiten en torneos, participan en eventos de esports o entrenan con otros profesionales. Mientras tanto, la clasificación “operador de esports” corresponde a personas que organizan o crean contenido para torneos de esports.

Un dato peculiar es que el CMHRSS mencionó el account boosting como una de las tareas que acompañan a los esports profesionales. Para quienes no lo saben, dicha actividad consiste en cobrar dinero por elevar la cuenta de otro jugador a un rango más alto de su nivel real.

Relacionado: Estas fueron las 10 organizaciones de esports que ganaron más dinero en 2018

El account boosting es mal visto y ha causado controversia en juegos como League of Legends, Overwatch y prácticamente todos los esports. Sin embargo, es posible que gobierno haya incluido este término por un error de comunicación.

El jugador profesional de League of Legends, Yu “XiaoWeiXiao” Xian, fue suspendido durante un año por hacer account boosting en agosto de 2015. Por su parte, Su-min “SADO” Kim también fue expulsado de la Overwatch League después de ser acusado por account boosting en noviembre de 2017. Otras instancias notables, por ejemplo, son las 1,400 cuentas de Overwatch que Blizzard Entertainment suspendió en agosto de 2018 por el mismo motivo.

Más allá de este posible mal entendido, no hay duda de que está decisión será un paso muy importante para el crecimiento de los esports en China. En otras palabras, ahora los jugadores tendrán acceso derechos laborales como visas de trabajo, y tendrán mejores oportunidades de desarrollo.

Te puede interesar