Riot Games salió a aclarar las dudas

En el transcurso de los últimos días y semanas, muchos rumores involucraban a G2 Esports, Perkz y ocelote como posibles autores de poaching. Esto significa que G2 se habría hecho con los servicios de Caps mediante negociaciones fuera del período de traspasos, acto que es penado fuertemente.

Según la desarrolladora, ningún equipo de la nueva liga europea presentó acusaciones sobre G2 Esports, ocelote o Perkz. De acuerdo al reglamento global de Riot, los equipos tienen 6 meses para denunciar casos de poaching. Luego de ese período de tiempo, Riot no investigará ninguna queja.

Patrik Sätternon, uno de los dueños de Fnatic y exjugador profesional de CS:GO, declaró a través de su twitter que el equipo nunca había tenido la intención de poner una queja formal al respecto. También nos invitó a “bajar las palomitas de maíz”, en clara referencia al circo de película que se creó alrededor de esto.

Riot también asegura que tanto Fnatic como Caps firmaron una declaración de disponibilidad el día 9 de noviembre, acuerdo que le permitía explorar opciones al jugador aún estando bajo contrato.

Relacionado: Es oficial: Caps es el nuevo mid laner de G2 Esports

Con su nueva adquisición en el carril central, Perkz pasará a jugar como tirador y su “Reinado de Línea” (Lane Kindgom) se traslada al carril inferior. G2 se quedó con la figurita difícil de Europa, pero… ¿será suficiente? Ni ocelote, ni Perkz ni G2 quieren volver a quedarse fuera de una semifinal del mundo.

Te puede interesar