Cuentan con mucha evidencia

La temporada de fichajes de League of Legends ya está arrojando las últimas alineaciones que veremos competir el siguiente año. Aunque gran parte de este espectáculo se conforma de emoción e intriga, lo cierto es que algunas organizaciones pueden salir mal paradas gracias a sus métodos de contratación. Hoy, el sitio VPesports reportó que varios equipos europeos planean denunciar a G2 Esports ante Riot Games por supuesto poaching, palabra que se usa en inglés para referirse a la acción de manipular jugadores bajo contrato.

Según las fuentes de VPesports, el principal responsable del problema es Luka “Perkz” Perković, carrilero central de G2 que llamó la atención recientemente debido a que cambió de rol y ahora jugará como ADC. Al parecer, Perkz controla toda la alineación de G2 y, a partir de sus intereses sobre otros jugadores, la organización le da la tarea de contactar a sus futuros compañeros y convencerlos de unirse al equipo, esto mediante el uso de Facebook, Discord, Skype y hasta el mismo cliente de League of Legends. Esto no llamaría la atención sino fuera porque las organizaciones tienen estrictamente prohibido tratar de fichar jugadores que se encuentran bajo contrato.

Perkz tiene historial de poaching. En 2016, el croata se contactó con Jesper “Zven” Svenningsen y Alfonso “Mithy” Aguirre para tratar de convencerlos de unirse a G2, esto mientras ambos jugadores se encontraban bajo contrato con Origin. En esa ocasión, Perkz no recibió un castigo público, sin embargo, según las fuentes, se le advirtió de no volver a caer en estas prácticas en un futuro.

Relacionado: SK Telecom T1 confirma a todo su staff de entrenadores

Aunque G2 negó haber participado en la manipulación de jugadores bajo contrato en Skype, VPesports reportó que se cuenta con evidencia fuerte que muestra lo contrario. Entre los nombres de los jugadores que se vieron afectados por las practicas de G2 y Perkz aparecen Andrei “Odoamne” Pascu, Kim “Wadid” Bae-in, Petter “Hjarnan” Freyschuss y Elias “Upset” Lipp.

“No sé si toda la culpa caerá en él [Perkz], pero no sería justo si fuera así. Sé que una vez que se contacta con los jugadores, Carlos [fundador y dueño de G2] recibe las llamadas para finalizar los contratos. Esta es la manera en la que G2 Esports piensa que puede salirse con la suya porque lo han estado haciendo durante mucho tiempo. Los otros equipos ya han tenido suficiente”, confesó una de las fuentes de VPesports.

Por lo general, todo aquel que se relacione con la manipulación de jugadores bajo contrato suele recibir castigos que van desde suspensiones hasta multas monetarias. ¿Qué le pasará a G2 y a su jugador estrella? La organización del samurái se ha limitado a decir que “no, Perkz nunca ha contactado jugadores bajo contrato en el nombre de G2”.

Te puede interesar