Gen.G le arrebató el chance de pasar y los sueños

Esta madrugada arrancaron las clasificatorias regionales de la LCK, la liga surcoreana de League of Legends. SK Telecom T1 luchó contra Gen.G para obtener un pase a Worlds 2018. Después de una serie intensa de 5 juegos, el rey demonio y sus compañeros cayeron, lo que marcó el fin de una era en esta escena competitiva.

En un principio, todas las apuestas iban para Gen.G, sin embargo, SKT dominó completamente el primer juego y recordó aquellos días en los que era campeón. Para el juego 2, los chicos dorados despertaron y le remarcaron a Lee “Faker” Sang-hyeok que los tiempos han cambiado. En el juego 3, Gen.G cometió el error de dejar libre a Irelia, lo que desencadenó la furia del rey demonio en el carril central y marcó el segundo punto para SKT con un puntaje de asesinatos de 1-11 a favor de la escuadra roja. El equipo histórico ya solo estaba a 1 punto de pasar a la siguiente fase, ¿lo podría hacer?

Los fanáticos ya estaban al filo del asiento en el juego 4 y SKT tuvo el liderazgo durante los primeros minutos, sin embargo, Gen.G pudo cosechar los suficientes asesinatos para que su rival diera un paso atrás. Los chicos dorados armaron la bola de nieve alrededor del poderío de Lee “Crown” Min-ho, el encargado del carril central y consiguieron un Barón Nashor y 2 mejoras del Dragón Ancestral. Después de una pausa, un chronobreak y una pelea decisiva en la fosa de dragón, Gen.G ganó su segundo punto y alargó la serie al quinto juego.

Relacionado: Riot Games revela Odisea, el nuevo evento de League of Legends

El último juego paso como aplanadora sobre los sueños de los chicos de SKT. Kang “Blank” Sun-gu le dio 2 muertes tempranas al carrilero superior de Gen.G, lo que puso los primeros números de oro para armar toda una estrategia que ahogó la base de SKT en cada uno de los carriles. Por más de Faker intentara remontar con su Akali, la suerte ya estaba echada y Gen.G cantó victoria.

De esta forma se remarcó que 2018 no ha sido un buen año para SKT. Faker y sus compañeros llegaron al lugar 7 de la tabla general en el último split de la LCK, lo que ya marcaba la decaída del equipo más emblemático de League of Legends. Hay que recordar que en 2014, SKT tampoco consiguió llegar a Worlds, no obstante, en 2015 regresó y se coronó campeón. Luego, en 2016, el rey demonio se impuso de nuevo y consiguió por tercera vez la copa. El golpe llegó en 2017, cuando SKT perdió aquella final contra Samsung Galaxy y ya se venía venir lo que sucedió hoy.

Te puede interesar