La organización quiere enfocarse en el arranque de la nueva liga

El jefe y dueño de Fnatic, Patrik “cArn” Sättermon, ha declarado que su organización no presentará una queja formal ante Riot Games con respecto a las acusaciones de poaching, que surgieron recientemente en el European League of Legends Championship (LEC).

Para quienes no lo sepan, G2 Esports y su jugador estrella Luka “Perkz” Perković han estado en el ojo del huracán desde que un reportaje señaló que varios equipos del LEC planeaban tomar represalias contra la organización y el atleta por manipulación de jugadores.

Esta no es la primera vez que Perkz se ve envuelto en un escándalo de este tipo. De hecho, las primeras acusaciones en su contra comenzaron a circular en 2016, cuando Slingshot publicó un artículo el cual aseguraba que Perkz había intentado reclutar a Jesper “Zven” Svenningsen y a Alfonso “Mithy” Aguirre cuando todavía estaban bajo contrato con Origen. Una segunda denuncia apareció más tarde el mismo año, luego de que G2 Esports intentó contratar a Andrei “Odoamne” Pascu.

Relacionado: Equipos acusan a Perkz y G2 de manipulación de jugadores

Los rumores siguieron surgiendo a lo largo del año cuando el equipo buscó los servicios de Kim “Wadid” Bae-y and Petter “Hjarnan” Freyschuss en noviembre de 2017.

De acuerdo con VPEsports, los alegatos más recientes contra Perkz y G2 Esports serán denunciados por varias organizaciones. Se espera que los equipos se aproximen a Riot Games con muchas evidencias, incluyendo grabaciones de audio que supuestamente probarán que ha habido manipulaciones de jugadores desde 2016.

CArn se tomo la molestia de hablar sobre este rumor en Twitter, y aseguró que Fnatic no tomará acciones oficiales sobre el poaching de la región. Por lo pronto, ningún otro equipo ha dado a conocer su postura oficial al respecto.

Te puede interesar