Ryu y el mundo aún recuerdan la legendaria jugada con Zed

Hablar de Lee “Faker” Sang-hyeok se ha vuelto sinónimo de hablar de League of Legends. El carrilero central es una de las figuras más populares no solo del MOBA de Riot Games, también de los esports. De hecho, su popularidad es tal que incluso está inmortalizado en un libro de texto chino.

A 3 años de su debut y con una participación en los Juegos Asiáticos, Faker también rompió otra marca: 2,000 días como jugador profesional. Así es, han pasado 2,000 días desde el debut del Rey Demonio, donde reclamó la corona de Kang “Ambition” Chan-yong y fue catapultado a lo más alto.

En aquel lejano 2013, Faker también ganó su primer campeonato mundial. Aunque en 2014 no pudo llegar a Worlds, 2015 y 2016 fueron buenos años para el carrilero central. En ese periodo de tiempo, conquistó Mid-Season Invitational, IEM Season 11 World Championship y Worlds. Para 2017, Faker y SK Telecom T1 ya eran una dinastía y la comunidad los consideraba invencibles.

Pero toda dinastía tiene que llegar a su fin y, como si se tratara de una película, Ambition consiguió su venganza 4 años después en el centro del Nido del Pájaro: Samsung Galaxy (ahora Gen.G) destronó a SKT en un mundial. Desde entonces, Faker y el gigante de las telecomunicaciones no han tenido el mejor rendimiento.

Relacionado: Es oficial: Faker y SKT se perderán Worlds 2018

Faker cumplió 2,000 días como jugador profesional en una fecha clave. Hoy comenzó la final regional de la LCK, y nuevamente SKT se midió contra Gen.G. Esta vez, SKT parecía listo para romper su mala racha y tomar el boleto a Worlds 2018, pero Ambition y Gen.G tenían otros planes. Con un 3-2 a su favor, Gen.G avanzó en el torneo y SKT se despidió del mundial por segunda vez en la historia.

A pesar del mal año que ha tenido SKT, Faker se mantiene como uno de los mejores jugadores de League of Legends. También mantiene su papel como figura de los esports, incluso apuntaba a impulsarlos en el mainstream durante las asiadas.

Los años pasan, League of Legends sufre cambios severos y los esports crecen, pero Faker se mantiene. A pesar de que este año no tendrá corona, el Rey Demonio se mantiene como la cara de League of Legends y un referente de los esports.

Te puede interesar