Los desarrolladores escucharán la retroalimentación de los usuarios

La última expansión de Hearthstone, El Bosque Embrujado, introdujo 135 cartas nuevas al juego. En cuanto los jugadores han experimentado para establecer el nuevo metajuego, una carta en especifico ha causado muchos problemas en el título de Blizzard Entertainment.

Shudderwock es un esbirro legendario de Chamán que tiene como costo 9 de maná y sus números son 6/6. El asunto con esta carta es su Grito de batalla, el cual repite todas las habilidades de este tipo que se lanzaron en la partida. En sí, la culpa no recae del todo en el pobre Shudderwock, sino la interacción que tiene con las demás cartas de Chamán.

Por ejemplo, Grumble, el Geosísmico da la oportunidad de jugar muchos Shudderwock en un turno debido a que devuelve la carta a la mano. Cuando esto pasa, las animaciones toman una absurda cantidad de tiempo en completarse, por lo que el oponente se queda sin tiempo para tomar su turno. Sí, definitivamente esto es ventaja injusticia.

Relacionado: Mira cómo se creó El Bosque Embrujado, la nueva expansión de Hearthstone

Dean “Iksar” Ayala, jefe del diseño de balance para Hearthstone, publicó en Twitter que su equipo tomará en cuenta todos los comentarios de los jugadores este fin de semana para determinar el futuro de Shudderwock. Aunque no especificó la manera en la que se trabajará la carta, sí dijo que se analizarán las animaciones y la forma en la que se juega el mazo.

“Estaremos leyendo más retroalimentación durante el fin de semana y trabajaremos el tema de Shudderwock la siguiente semana. Revisaremos tanto los tiempos de las animaciones como el estilo del juego del mazo. ¡Dinos lo que piensas y disfruta El Bosque Embrujado!”, publicó Iksar.

Los jugadores de Hearthstone no paran de hablar de Shudderwock desde que salió la expansión. Ben Brode afirmó que esta es la carta más loca del juego y, por lo visto, tuvo razón.

Te puede interesar