Tenemos al último campeón de la liga de LAN

El día llegó: la comunidad de LAN sintonizó la última final de la Liga Latinoamérica Norte, donde Dash9 Gaming e Infinity eSports se midieron para tomar el trono de Rainbow7.

La acción comenzó con un primer juego que en ocasiones parecía para Dash9. Pero todo cambió en una pelea por el Dragón de los Océanos, donde Renato “Renyu” Gallegos Muñoz consiguió un asesinato triple que lo catapultó a la delantera de su rival.

Con la bonificación, Infinity apuntó a un Barón Nashor, capturándolo sin problemas. Así, empezaron el asedio a la base rival, pero una mala pelea los obligó a retroceder un poco. Por un segundo parecía que Dash9 haría la remontada triunfal, pero Infinity logró frenarlos e hizo la última carga al nexo, poniendo el 1-0 en la serie.

El segundo encuentro vio a un Urgot en el carril superior, mientras que Dash9 entró casi igual a la Grieta. La gran diferencia es que ahora Infinity no soltó la ventaja temprana, capturando torretas y un Dragón Infernal.

Infinity sacó provecho al Urgot de José “Relic” Pombo Ribeiro y, para el minuto 25, la escuadra del infinito se colocó a un peldaño de conquistar el último trofeo de la LLN.

Con el match point a favor de Infinity, Dash9 tenía que actuar rápido antes de perder el boleto a Worlds 2018. Y eso fue lo que hizo: en un choque de junglas, el novato Jesús “Grell” Loya apoyó a su equipo y le permitió conseguir la delantera del partido.

Infinity no se quedó atrás y lentamente acomodó las piezas para una remontada, pero su rival no estaba dispuesto a caer 3-0 y, para el minuto 46, un exterminio les otorgó el primer punto de la jornada.

El cuarto partido parecía en bandeja de plata para Infinity, pero Dash9 hizo una remontada digna de recordarse gracias a Grell. Con un asedio importante a la base del infinito, la LLN puso Silver Scrapes y se preparó para el juego 5.

Dash9 e Infinity llegaron a la Grieta para darlo todo. Ya no había más partidos y un error podía definir al nuevo campeón; era el momento de la verdad.

Ya en la partida, Infinity se lució en los primeros momentos, castigando con la Camille de Diego “SolidSnake” Vallejo Trujillo. Si bien Dash9 respondió con asesinatos, apenas pudo derribar 2 torretas.

Con la ventaja en bajas, dragones y estructuras, Infinity gritó GG al minuto 34, haciendo historia en la primera final de la LLN que terminó en 3-2 y que no reclamó Rainbow7.

El próximo compromiso de Infinity será la gran Final Latinoamérica Movistar el 15 de septiembre. Luego, en octubre, el infinito se medirá ante los mejores equipos de League of Legends en Worlds 2018. ¿Veremos al mismo Infinity de Rift Rivals? Habrá que esperar al play-in para saberlo.

Te puede interesar