Sakurai: "Si nos enfocamos en los profesionales el juego se vuelve demasiado técnico"

Los fans de Super Smash Bros. sabrán que la saga nunca fue creada con la intención de convertirse en un título competitivo. Sin embargo, su popularidad y la comunidad han exigido un espacio digno para demostrar sus habilidades y competir contra otros jugadores de alto nivel. A pesar de esto, Nintendo continúa pensando que es mejor crear un juego divertido en lugar de elaborar una propuesta para esports.

“Realmente no pienso mucho en la audiencia per se”, comentó Masahiro Sakurai, creador de la serie, durante una entrevista para The Washington Post. “Siento que un juego, al final del día, se trata de jugar. Pero si nos concentramos demasiado en los jugadores de alto nivel —o en la audiencia— entonces el juego se vuelve demasiado técnico”.

Super Smash Bros. es una franquicia exitosa: la versión para Wii U vendió 5.1 millones de copias desde septiembre de 2014, y sumando las ventas del juego para 3DS la cifra aumenta hasta 8.2 millones. Por si fuera poco, Twitter señaló que el tema más relevante durante E3 2018 fue Super Smash Bros., que generó casi 15 millones de tweets. Según Sakurai, esa cantidad de personas es la razón por la que Ultimate será más parecido a la versión de Wii U que a Melee.

Relacionado: Sakurai no cree que algo como Super Smash Bros. Ultimate vuelva a pasar

“Creo que muchos jugadores de Melee adoran Melee pero, al mismo tiempo, creo que muchos jugadores renunciaron a Melee porque es muy técnico. No pudieron seguirle el ritmo”, comentó Sakurai. “Y sé que hubo jugadores a los que les dio tendinitis por jugar mucho con el control, eso es realmente duro para el jugador. Y siento que un juego debería realmente enfocarse en su público principal”.

A lo largo de los años, Super Smash Bros. ha combinado diversión con mecánicas complejas que solo pueden dominar los jugadores que pasan más tiempo en el brawler. Aunque cuenta con una línea establecida, Sakurai ha intentado inclinar esta balanza en los diferentes títulos de la franquicia, lo que ha dividido a la comunidad competitiva en 2 juegos: Super Smash Bros. Melee de GameCube y Super Smash Bros. for Wii U.

Sin embargo, el interés de Nintendo en los esports es moderado. La compañía suele hacer sus propias competencias y aquellas que son hechas por terceros únicamente cuentan con el permiso de la compañía, sin que esta contribuya en la bolsa de premios. Sakurai, que no es empleado de Nintendo, dio su opinión sobre el asunto.

“La filosofía detrás [de los esports] no está en línea con la filosofía de Nintendo, en cuanto a que los jugadores compitan por el dinero del premio”, continuó Sakurai. “Llegan al punto de jugar por el dinero, y creo que ese tipo de dirección no coincide con la visión de Nintendo sobre qué deberían ser los juegos”.

A pesar de la visión de Nintendo, la compañía en realidad espera que Super Smash Bros. Ultimate sea, como su nombre lo indica, el juego definitivo que aparezca en los torneos y demás competencias.

“Nuestra esperanza para el futuro con lo que presentamos en este juego es que nos encantaría ver a Super Smash Bros. Ultimate como el nuevo título definitivo de Smash Bros. en todos los torneos”, declaró Reggie Fils-Aimé, presidente de Nintendo of America.

Te puede interesar