El CEO de PEX nos compartió un par de reflexiones referentes a la fusión de Latinoamérica y los circuitos nacionales

Con la inminente fusión de la LLN y CLS, muchos equipos han tenido que replantear sus objetivos. Uno de ellos es PEX, que sigue buscando ascender al máximo circuito competitivo de League of Legends en Latinoamérica. De este y otros temas hablamos con su dueño Uri “Uri” Schölderle en la siguiente entrevista.

¿Qué impacto tuvo la desaparición de Circuito de Leyendas y el nuevo formato de Circuitos Nacionales, sin posibilidad de ascenso hasta 2020 para organizaciones como PEX?

A nivel público, la desaparición de CDLN tuvo un impacto negativo muy fuerte, los equipos se vieron afectados por todos lados. La CDLN justo había crecido mucho ese año, y ahora la baja  del público de CDLN a Circuito es abismal, los streams son muy pocos y se centran tan solo en un país. Personalmente, había planeado lograr el ascenso a PEX en un año considerando los errores que pudieran surgir en el primer split y preparado para corregirlos, además de que el alcance meramente nacional no coincide con mis valores ni con los de PEX, yo me identifico mucho con toda Latinoamérica y PEX también es un equipo que pertenece a todo el continente.

Sí perjudicó muchos proyectos, pero la razón por la que fue cancelado el ascenso (la fusión de las ligas) es una argumento muy viable, me gusta mucho lo que se piensa hacer para el 2019 y me adhiero a esta iniciativa. Considero que los equipos que están dispuestos a hacer las cosas bien desde un principio tienen los recursos necesarios para formular una postulación que justifique su pertinencia en esa liga. Llevo mucho tiempo en la escena, he visto y me he enterado de todo y más. Este cambio es necesario y brindar a los equipos una estabilidad anual es mucho más rentable para los posibles patrocinios que se puedan atraer.

¿Cuáles son los pros y contras de la fusión de la liga y su residencia en Chile?

Desde mi punto de vista, es difícil encontrar contras porque la fusión era necesaria dado que se venía trabajando muy mal. El haber estado en la escena desde sus inicios me ha permitido ver claramente el estancamiento que actualmente sufrimos y las malas gestiones que se hacen en muchos aspectos. Un contra podría ser la adaptación de los fans al gran cambio y el saber manejar ese grupo de fans que va a quedar “sensible”, cubrir con los nuevos niveles de exigencia (que serán mucho mayores) y encontrar la manera en que los equipos puedan hacer mancuerna con Riot a la hora de innovar y superar las expectativas, esa es la clave del progreso. Sin embargo, desde una mentalidad de dueño, creo que en lo que verdaderamente hay que enfocarse para sacar esto a flote es en los pros: los equipos contarán con una estabilidad anual en una liga con una exposición muy grande, lo que les permitirá conseguir patrocinadores más fácilmente y poder reinvertir de muchísimas formas para impulsar la escena. Abrirá las puertas a nuevos patrocinadores, sobre todo a los no endémicos que requieren un trato especial. Esta inyección de capital y exposición que tanto los equipos como Riot van a recibir, siendo bien aprovechada (esta vez) tiene el potencial de dar el salto de calidad que los esports necesitan en nuestra región.

Otro puntos a favor serán la unificación de los recursos de ambas ligas desde dentro de Riot, las organizaciones seleccionadas, los mejores jugadores reunidos y, por supuesto, los fans manifestando sus rivalidades y su pasión semana tras semana. De estos puntos, hay que mantener en la mira a las organizaciones, hasta ahora muchas no demuestran el interés necesario para impulsar la escena o hacer que el de al lado se esfuerce por superarte, y creo que un grupo más reducido y ordenado va a generar una competencia sana desde arriba hasta abajo, donde se impulse mucho el marketing y las fanaticadas. No creo que el nivel de los jugadores sea un problema ya que van a abundar muchos jugadores buenos.

La residencia en Chile no debería ser un problema ya que nadie asistía presencialmente a los estudios en ninguna de las 2 ligas, las organizaciones van a tener mucho tiempo para adaptarse y preparar todo para el 2019. Creo que Riot se debería enfocar —ahora sí— aún más en eventos presenciales más allá de las 2 finales del año, buscar ya desde play-offs empezar a viajar (por ejemplo, semifinales en Uruguay y final en Argentina) por países cercanos dentro del continente, así como también hacer eventos fuera de temporada regular. Los problemas que podrían surgir dependen meramente de las gestiones de parte de Riot y las organizaciones. La gente que sigue el competitivo debería confiar en que se harán las cosas bien y no tener miedo.

¿Las ligas nacionales podrán cumplir con el propósito de formar nuevas organizaciones y talentos?

Podría ser, pero lo primero que tienen que conseguir las ligas nacionales es ganarse a su público, crear una buena liga y que la gente se identifique con ellas. Esto podrían lograrlo poniendo organizaciones que cumplan con la identidad nacional de cada país, las ligas que consigan esto darán lugar a la aparición de buenas organizaciones comprometidas con la escena. Por otro lado, la formación de nuevos talentos la dejaría a los equipos más importantes de la región, quizás a través de alianzas con equipos de ligas nacionales, universidad o terceros que se puedan tener como canteras de los equipos de la Liga Latinoamericana, donde además impulsen la escena compartiendo conocimiento y ayudando en los procesos.

¿Cuál es el nivel general de Latinoamérica comparado a las regiones grandes? ¿Cuál es el mayor problema que nos impide avanzar?

Dentro de los equipos se dice que el problema es que nos planteamos pretextos para no mejorar y nos convertimos en nuestros rivales o nuestros propios enemigos; sin embargo, esto puede extenderse también a otros componentes de la escena más allá de los jugadores, como los fans y las organizaciones: frecuentemente miramos al de al lado que tampoco progresa, y esto en lugar de darnos la motivación para esforzarnos y aportar, nos estanca en un círculo vicioso de mediocridad en el que damos el mínimo necesario.

Verdaderamente, espero que este cambio sea el puntapié para hacer las cosas bien desde las esferas más altas, de no dar espacio para las excusas, de trabajar todos y, en vez de fomentar la cultura de los pretextos, hacer que el de al lado vea tu pasión, tus ganas, tu dedicación y se contagie de eso a la hora de aportar algo a la escena. De esta manera, todo se va a ir dando y se logrará dar el salto necesario para alcanzar a las otras regiones, el potencial lo tienen todos.

¿Cuáles son los planes para PEX a mediano y largo plazo?

Sinceramente, como dueño de PEX y al estar enfocado en lo administrativo desde que anunciaron la cancelación del CDLN mi único plan es entrar en la Liga Latinoamérica, en eso he invertido todo mi tiempo, en asesorarme, en investigar, en hablar, ver mis fallas y armar un proyecto que sea un plus para la escena en 2019. Honestamente, nunca me gustó ser acarreado y algo que no aporta o da un plus no me interesa. Es por eso que he invertido todo mi tiempo en esto. Por otro lado, estamos participando del Circuito Nacional México y obviamente el plan es ganarlo, ya casi está llegando a su fin y hemos ido mejorando como equipo, tengo fe que los chicos pueden lograrlo pero no me gustaría adjudicarme nada de sus méritos ya que he estado muy ausente. Siempre les fui sincero y les dije que podía darles las herramientas para ayudarlos, pero que no podría estar muy presente hasta septiembre cuando terminara con todo lo de la postulación y mi capacitación. Creo que para esta recta final voy a poder ayudarlos y quizás darles ese empujoncito que necesitan para explotar su potencial y salir campeones.

En conclusión, a mediano plazo veo a PEX planeando todo para la Liga Latinoamérica, estableciéndonos en Chile y expandiéndonos a la mayor cantidad de países posibles para llevar a cabo nuestras estrategias de marketing a lo largo del continente. A largo plazo, tenemos como plan ser una marca muy fuerte en toda Latinoamérica, contar con actividades en muchos países, una base de fans muy pasional y fiel, desarrollar jugadores en varios juegos, y contar con equipos competitivos que representen a PEX y a Latinoamérica de la mejor forma donde tengan que competir.

Por último, solo me queda agradecer por la entrevista a CodigoEsports y por supuesto a todos los fans de PEX y de la escena; cuando di el salto a encaminarme con PEX fue increíble la cantidad de apoyo que recibí, esto me motiva un montón y me genera un compromiso a devolverles todo ese apoyo, construyendo lo mejor y tratando de ser un aporte muy grande para la escena competitiva. Gracias también a Cougar por el apoyo que nos dan, a pesar de las adaptaciones que sufrimos luego de la cancelación del CDLN y que yo dejara de jugar, pudieron confiar en mí y en el proyecto sin importar el torneo que íbamos a disputar.

Te puede interesar