Imaginemos que nos sorprende

El diseñador de Artifact, Richard Garfield, estuvo entre una de las muchas personas que Valve dejó ir en febrero, cuando se reveló que la compañía había terminado con 13 contratos. Entre los trabajadores que perdieron sus puestos en el área de realidad virtual y hardware, estaba él.

A Garfield se le acredita haber creado Magic: The Gathering, mientras que Elías (su compañero que también fue despedido) fue el encargado de crear la escena competitiva. Ambos ingresaron a Valve hace 4 años para liderar la creación de Artifact.

A través de declaraciones para el sitio Artifbuff, Garfield anunció que el contrato había sido finiquitado: “No nos sorprendió que nos hayan despedido teniendo en cuenta lo duro que fue el lanzamiento. El equipo estaba entusiasmado con el juego y estábamos confiados de que teníamos un buen producto, pero nos quedó claro que no iba a ser fácil conseguir que el juego quedara como queríamos”, declaró.

Aunque el despido tiene varios puntos razonables. Ahora que el juego está disponible el tiempo es crítico, por lo que tomar decisiones en el proceso requiere de una capacidad de elección rápida y efectiva. Con tanta gente trabajando, puede ser un problema.

La cuenta de Twitter oficial de Artifact se mantiene en silencio desde el 22 de diciembre del 2018, y Valve no se ha comunicado con los fanáticos al respecto desde el lanzamiento del último parche, el 28 de enero.

De acuerdo a las estadísticas de Steam, la cantidad de jugadores de Artifact solo ha descendido desde su lanzamiento, habiendo disfrutado de un promedio de 11,000 jugadores en diciembre. Ahora, lamentablemente, el promedio es de 573 jugadores en los últimos 30 días.

Relacionado: Ya puedes jugar títulos de PS4 desde tu iPhone 

Enero fue uno de los meses más críticos del juego, cayendo de un pico de 46,456 jugadores en diciembre a solo 6.919. De esos días a hoy, el pico máximo ha sido de 1,384 jugadores. La situación es lamentable.

Te puede interesar