Luego de un fin de semana lleno de automóviles y lo mejor de Dota 2, finalmente conocemos al campeón de ESL One Hamburg: Virtus.pro.

La escuadra rusa llegó bien posicionada a la etapa final del torneo, haciendo gala de un estilo agresivo y explotando las debilidades de su rival. De hecho, también es conocida por mantener la maldición de The International al derrotar a Team Liquid, campeón de la edición de este año.

Relacionado: ESL One Hamburg tuvo las introducciones más elegantes de Dota 2

En la gran final, Virtus.pro demostró por qué había llegado tan lejos y venció con un sólido 2-0 a Team Secret, quien llegó luego de haber terminado el viaje de Team Liquid en el Major. Sin embargo, el conjunto europeo no pudo mantener el ritmo de los rusos, quienes ya eran favoritos para ganar gracias a su desempeño.

Ahora, Virtus.pro cuenta con 1,500 puntos clasificatorios más ara The International 8, así como una tajada con la bolsa de premios de $1 MDD.

El Circuito Profesional de Dota 2 apenas comienza, pero esperamos que Virtus.pro mantenga el nivel mostrado en el Major. La próxima parada para TI8 será en DreamHack Winter 2017, que también entregará 1,500 puntos al primer lugar.

Te puede interesar