Sergio Agüero volvió a ser noticia por un videojuego, esta vez en un torneo de Fall Guys organizado por Ibai. Aquí, las imágenes del futbolista del City.

Tuvimos la suerte de presenciar un nuevo capítulo de la travesía de Sergio “Kun” Agüero en Twitch. Se armó su equipo para jugar el torneo de Fall Guys organizado por Ibai Llanos. Risas, enojos, gritos y caídas, los condimentos perfectos para el stream perfecto.

El delantero del Manchester City se enojo tanto en un desafío que golpeo varias veces una botella de agua contra la mesa. Algunos pensaron que era un mando de consola y lo criticaron. El crack salió a aclarar citando una publicación de Ibai.

Lee también: ¿Recuerdas FarmVille? Cerrará luego de 11 años

Entre los 10 capitanes convocados por Ibai se encontraban TheGrefg, Coscu y DjMariio. El Team Kun estaba conformado por el mismo futbolista, el youtuber Demente, el streamer Markitos Navaja y el hermano del Kun, Gastón “el Pichichi” del Castillo Agüero. 

Hubo momentos que van a quedar en el recuerdo de los espectadores. Como cuando Coscu lo molestó por mensajes de voz. “¿Estás listo para perder?”, le preguntó el streamer argentino con tono de burla a través de audios enviados al Kun. Además le dijo “gobernado” (expresión que suele significar que te domina tu pareja) porque se enteró que le molestaba al jugador del seleccionado argentino. El Kun le respondió: “Saludo a los perdedores. Nos vemos en la cancha”.

Lee también: ¿Dónde encontrar los pasteles en Fortnite?

Otro momento destacado del fin de semana fue cuando Agüero pensó que ya había ganado y festejó antes de tiempo en la prueba Festival de los saltos. Pero no se dio cuenta de que en otra plataforma aún quedaba otro jugador. No saltó y el palo giratorio se lo llevó puesto. Lo que desató la risa del futbolista y la de sus compañeros de equipo.

La frutilla del postre fue cortesía del hermano del Kun. Después de varias finales que no habían podido ganar, el Pichichi se logró colgar de la corona en el desafío final y desató la locura del Team Kun.

El final de la transmisión estuvo plagado de enojos de Agüero que hicieron estallar de risa a la audiencia. Le pegó tanto al escritorio que cerró bromeando: “Nos vemos. Chau loco. Me voy a comprar una mesa nueva [risas]”.

Te puede interesar