La Calavera demostró que va en serio en la LLA con una gran levantada frente al Arcoiris que aquí explicamos. ¿Virtud del ganador o error del perdedor?

En la sexta fecha de la Liga Latinoamérica (LLA), Furious Gaming demostró que su buena marcha no es casualidad y venció a Rainbow7 que, con un estilo de juego pulcro, estaba asombrando a los analistas. Pero ¿cómo logró la Calavera dar vuelta un partido contra toda posibilidad? ¿Estuvieron bien las decisiones del Arcoiris?

Lee también: LLA: Una sorprendente remontada mantiene a All Knights líder

La visión de Furious con la ventaja de la primera selección fue asegurar a Aphelios para pelear en equipo en el juego tardío. Para apoyar al tirador se optó por Karma para otorgar escudo y movilidad; Ornn para tener una opción estable en la fase de línea y contar con mejoras en los objetos más control de masas fuertes; y Gragas para denegar las iniciaciones rivales.

FG-R7-picks-bans

Así fueron las elecciones de ambos lados.

La respuesta del Rainbow7 fue ganar el juego temprano y explotar la pelea por objetivos en el juego medio. Por lo que las primeras selecciones fueron Ashe para aprovechar la Flecha Encantada (R), y Thresh por su Sentencia de Muerte (Q). Además, sumó a LeBlanc para tener prioridad en medio, Pantheon por su presencia global, y le otorgaron la ventaja en enfrentamiento a Emmanuel “Acce” Juárez con Camille, que serviría como seguro de vida en el juego tardío por su empuje dividido.

El partido

En los primeros minutos, Rainbow7 aprovechó el empuje las líneas media e inferior para liberar la jungla enemiga e intentar el sumergimiento. Pero fue mal ejecutado y terminó perdiendo los hechizos de invocador de Ashe.

La falta de Destello y Curación en el tirador fue castigado por Kim “Dragonmin” Yong-min. Con la runa Depredador en sus botas de su Gragas ejecutó una buena iniciación y brindó la ventaja de primera sangre a Nicolás “Nobody” Ale.

Lee también: [LLA] Acce – Rainbow7: “Este equipo con Aloned tiene más potencial”

El Arcoiris volvió a explotar la presión ejercida en el carril inferior para dejar a Brandon “Josedeodo” Villegas hacer el dragón sin oposición. Pero ante una mala jugada de Acce en top forzó su vuelta a base. Furious intercambió el Heraldo de la Grieta.

Si bien ninguno de los equipos se equivocó a ciencia cierta, la composición de juego temprano de R7 demandaba cosechar placas y derribar torres para abrir el mapa, por lo que el Heraldo hubiera sido la mejor opción. Para esto el carril inferior debió empujar la línea antes de manera de volver a base e ir directo al objetivo.

Durante el juego medio, Rainbow sacó a relucir su lectura reclamando dragones, heraldo, como torres en las líneas laterales, mientras que el contrario llegaba tarde a las rotaciones y no era efectivo por la indecisión.

La Calavera solo contaba con forzar la pelea en el Barón Nashor o asesinarlo con el daño de Nobody, pero con la probabilidad de que lo robaran. Por su lado, Rainbow7 solo debía insistir en el empuje dividido de Acce para que en la desesperación enemiga destruyera la base.

Sin embargo, la presión de FG en el Barón y el paso del tiempo hizo mella en la seguridad de R7. Los de Benjamín “Emp” Ramírez asumieron el riesgo hacer el máximo objetivo en el mapa mientras Camille se encontraba lejos de la base azul pero con Teletransportación. El jungla de origen coreano Dragonmin venció en el duelo de Castigos y su equipo ganó la pelea grupal.

Te puede interesar