El flamante miembro de Heretics sufrió un inesperado baneo cuando buscaba alcanzar el millón de seguidores. ¿Por qué fue suspendida su cuenta?

Twitch y sus políticas cada vez más estrictas tienen entre la espada y la pared a varios streamers. Un caso extremo es el de Bruno “Brunenger” Kruszyn, que desde el año pasado viene teniendo problemas con la plataforma de Amazon. Ahora, el argentino fue baneado por sexta vez cuando estaba por alcanzar el millón de seguidores.

Lee también: ¿Por qué Twitch baneó a Brunenger? (Quinto ban)

Brunenger estaba muy entusiasmado por llegar al millón de seguidores en Twitch. Pasada la medianoche, prendió stream con el objetivo de alcanzar esa meta a toda costa. 

El joven de 17 años no estaba transmitiendo en el momento que el ban fue efectuado. A la hora y 33 minutos del stream, se cortó el internet de la casa. Bruno aclaró en sus historias de Instagram que si no volvía a funcionar, al día siguiente continuaría con su camino en una nueva transmisión. Lamentablemente, una hora después se enteraría de que Twitch lo había suspendido.

Es el sexto ban que recibe el argentino. Según las normas de la plataforma, al llegar a este número las suspensiones empiezan a ser indefinidas. Esto es lo que más preocupa a los fanáticos de Brunenger, que un rato más tarde hicieron tendencia #FreeBrunenger en Twitter. 

Lee también: Mejoras a Fall Guys tras su compra por Epic Games

Se desconoce la razón por la cual el argentino fue baneado esta vez. Esto se debe a que no parece haber pasado nada que rompa con las políticas de Twitch en el stream para llegar al millón. 

El 28 de marzo, Team Heretics había presentado a Bruno como su fichaje estelar. Por lo visto, Jorge “Goorgo” Orejudo, uno de los dueños de la organización, se tomó con humor el baneo. 

Hay un famoso antecedente de un streamer que fue baneado seis veces en Twitch. Se trata de Elm “Elmillor” Cherto, que solo tuvo que esperar dos días hasta la devolución de su cuenta. Con esto sobre la mesa, el panorama de Brunenger no parece tan terrible. ¿O sí?

Te puede interesar