Los ministerios de hogar y educación de Bangladés están pensando en prohibir Free Fire, uno de los battle royale de celulares más exitosos.

No es un secreto que los videojuegos populares suelen impactar en gran medida en la vida de los niños ya sea de buena o mala forma. Por supuesto, esto trae varios tema sobre la mesa, desde la educación hasta la posible regulación de juegos. Así pues, el gobierno de Bangladés (antes más conocida como Bangladesh) se acaba de cuestionar apenas si prohibir Free Fire, esto con el fin de velar por la salud mental de las infancias.

Lee también: VALORANT: Cómo conseguir gratis la tarjeta de jugador Dualidad

Los ministerios de hogar y educación de Bangladés están trabajando juntos con el fin de recomendar una prohibición para Free Fire y PUBG Mobile en dicho país. Según los informes, todo esto se hace con el fin de “salvaguardar” la salud mental de los más jóvenes.

¿Pero bajo qué estadísticas o estudios están planteando la prohibición a estos juegos? Pues bueno, en cuanto al ministerio de educación, el ministro Dipu Moni admitió que no tiene ninguna estadística que respalde las afirmaciones de los efectos potencialmente dañinos de los juegos en los niños.

“No tenemos ningún análisis o estadística de este tipo a la mano, pero hay mucho que hacer en esa área”, dijo Moni.

Cabe destacar que ambos juegos cuentan con una popularidad enorme en Bangladés. De hecho, los informes de la posible prohibición se dieron pocos días después de que Garena anunciara un servidor exclusivo de Free Fire para este país, el cual llegará el 8 de junio.

En 2019, el gobierno de Bangladés prohibió PUBG Mobile por su “impacto psicológico” en los jóvenes, sin embargo, esta prohibición duró solamente unas horas.

Lee también: Free Fire: Recompensas del Pase Élite de junio

En Jordania, Irak y Nepal, PUBG Mobile está prohibido debido a sus supuestos “impactos negativos” en la sociedad. De igual forma, Afganistán y Pakistán tienen en la lista negra a este título.

¿Qué opinas de los países que prohíben juegos? ¿Crees que sus acusaciones tienen fundamentos? Cuéntanos en redes sociales.

Te puede interesar