La teleserie y un nuevo capítulo

Parece que la historia de Griffin está hecha para ser caótica. La organización llegó a la máxima competencia de Corea en la segunda mitad del 2018 y, desde entonces, consiguió tres sub-campeonatos. Ahora podría estar a punto de desaparecer, todo en menos de dos años.

Riot Games Corea publicó un comunicado oficial (vía Kevin Kim en Twitter) donde se obliga a Griffin a cambiar su dirección ejecutiva completamente. De no hacerlo, serán eliminados de la LCK. Por lo pronto, Riot ha dado marcha atrás con la sanción de por vida impuesta a cvMax, exentrenador del equipo. La compañía decidió armar un comité que estudiará el caso en profundidad, desde todas las partes, y tomará una decisión más precisa. Ese mismo comité estudiará el caso contractual de Kanavi, que presentaba escandalosas cláusulas. Una de ellas era que la organización podía finiquitarle el contrato de inmediato si el jugador se enfermaba y estaba de baja por más de 30 días. Si eso ocurriera, el jugador no podría buscar nuevo equipo el siguiente año; esto solo era la punta del iceberg.

En el comunicado oficial, Riot Games sentenció: “Creemos que la responsabilidad de esta controversia recae en la directiva. En consecuencia, exigimos que todos los ejecutivos de STILL8, incluido Seo Kyung-jong, presenten su renuncia de forma inmediata”. Además, la empresa aseguró que de no cumplir las condiciones, “las plazas de LCK y Challengers Korea de Griffin se perderán automáticamente”. En el comunicado de Riot también se informa sobre una sanción económica, mediante la cual la organización tendrá que pagar ₩100,000,000 KRW ($90,000 USD, aproximadamente).

Relacionado: Khan podría convertirse en jugador de FunPlus Phoenix

Días oscuros para Griffin, para la LCK y para los deportes electrónicos en general. Griffin tiene hasta el inicio del split de verano para solucionar todo si pretende seguir dedicándose a esto. Aunque, esperamos, lo haga de otra manera.

Te puede interesar