Y sí, sí tomaron en cuenta los Yasuo M7 en Ranked

Los gamers acaban de recibir una noticia que les ayudará a justificar sus más de 8 horas diarias de juegos a sus madres. Resulta que un estudio de la Universidad de Oxford encontró que no hay relación entre la violencia en adolescentes y los videojuegos. ¿Pero cómo es esto? ¿No se supone que la gente de la televisión dice lo contrarío?

Los investigadores de Oxford utilizaron datos obtenidos de adolescentes británicos y sus tutores. Esto quiere decir que, a diferencia de estudios pasados, la gente de Oxford se preocupó por la metodología y el uso de las estadísticas, por lo que no tomó datos autoadministrados por adolescentes, sino que utilizó información de padres y cuidadores para medir el nivel de comportamiento agresivo de los jóvenes. De esta forma, jóvenes de entre 14 y 15 años respondieron preguntas sobre su personalidad y comportamiento en los juegos, mientras que los tutores dieron información sobre las conductas de los adolescentes. Además, los investigadores clasificaron la violencia de los juegos según las medidas de la PEGI y la ESRB (sí, los cuadritos que salen en las cajas), en vez de usar la percepción de los mismos jugadores sobre los juegos.

Como resultado de todo lo anterior, el estudió soltó que no hay relación entre el comportamiento agresivo de los adolescentes y la cantidad de tiempo que pasan jugando videojuegos violentos. Sí, suena muy bonito, pero antes de salir a celebrar que tus Nintendos no son del diablo, toma en cuenta este pequeño punto que se aclaró en el estudio. Según los investigadores, hay algunas mecánicas y situaciones en los juegos que provocan sentimientos de enojo o reacciones en los jugadores, tales como el trolling en los juegos en línea. ¿Te suena ese Yasuo M7 aliado que arruinó tu Ranked? ¿O esa Widowmaker que nunca se cambió a pesar de no darle ni al aire? Como sea, los investigadores solo apuntaron esto para abrir más posibilidades de estudios en el futuro.

Relacionado: Riot eliminará los rangos de posición de League of Legends

“La idea de que los videojuegos violentos impulsan la agresión en el mundo real es popular, pero no se ha probado muy bien con el tiempo. A pesar del interés en el tema por parte de los padres y los responsables políticos, la investigación no ha demostrado que exista un motivo de preocupación” dijo el profesor Andrew Przybylski, director de investigación del Instituto de Internet de Oxford, y también agregó “Parte del problema en la investigación tecnológica es que hay muchas formas de analizar los mismos datos, que producirán resultados diferentes. Un resultado elegido puede agregar un peso indebido al pánico moral que rodea a los videojuegos. El enfoque de estudio registrado es una protección contra esto”.

Aquí te dejamos el estudio completo para que lo descargues, lo leas y estés listo para debatir contra esa gente mayor que no sabe de videojuegos y los ataca sin razón alguna.

Te puede interesar