El entrenador de Furious Gaming habló de todo: su visión de la LLA, su equipo, su personalidad y hasta qué le dice su polola por lo que publica.

Rodrigo “Onur” Dalmagro ha sido uno de los personajes más llamativos y polémicos de la Liga Latinoamérica durante varios meses. El entrenador de Furious Gaming ha expresado su opinión en redes sociales, situación que lo ha posicionado como alguien muy amado y odiado, pero nunca ignorado.

Una de sus últimas peleas le costó una sanción competitiva que no le permitirá ser entrenador hasta que termine el split, pero a pesar de que su vida en redes ha sido polémica, Onur comenta que la influencia de su personaje de Twitter en su vida personal “es muy poca, mi polola me sigue por redes sociales, a veces me dice que se contiene para no responder. Yo le pido por favor que no lo haga, es un juego para mi”, le confiesa el entrenador a Codigo Esports.

“Represento un personaje, que tiene características de mi personalidad exacerbadas, y ese personaje tiene una visión particular de la realidad y se toma las críticas con humor. Diría que los mayores problemas me los origina en el plano laboral, ya que hay personas que sólo conocen esa parte de mi trabajo y no mi labor profesional. Un entrenador trabaja puertas adentro y sólo habla por sus resultados que muchas veces no tienen correlato con la calidad de profesional que uno es”.

Furious Gaming, una historia de altos y bajos

El desempeño de su equipo este año no ha sido el mejor, Furious Gaming se posiciona último en la tabla con solo una victoria en la temporada. “El Apertura 2019 fue un fracaso deportivo; el Clausura 2019 ilusionó a muchos. Este inicio no ha sido el mejor, pero un equipo es mucho más que su último Split. Furious es una organización exitosa, y está a una buena decisión de revertir el presente. Solo tiene que aprender de los errores del pasado, crear metodologías que puedan ayudar a enmendar esos errores de criterio y van a volver más fuertes que nunca”, afirma Onur.

LLA vs. Onur

Uno de los focos de crítica de Onur en redes sociales ha sido la Liga Latinoamérica y su transmisión, la cual recientemente ha hecho cambios en su país sede, su estética y visión al comunicar. En este punto, Onur tiene una visión clara de la competencia y sus debilidades: “Es importante reconocer los errores del pasado pero igual de importante es empezar a acertar en el presente. Todo empieza con la visión de una persona o un equipo de trabajo. A mi criterio harían falta cambios integrales. Creo que un puntapié es empezar a escuchar a la audiencia, a los jugadores y los equipos. Entender que el producto lo hacemos todos con diferentes grados de responsabilidad. Riot es celoso con su producto y creo que ese hermetismo muchas veces les lleva a tomar decisiones equivocadas”.

Relacionado: Esports Charts califica la LLA como deplorable

Sobre el futuro de la misma liga, a Onur le gustaría ser optimista, pero para él, es incierto:“Los años anteriores se han tomado decisiones, para bien o mal, que han creado un ecosistema inestable. Se han probado cosas diferentes, a veces hasta antagónicas, que hacen dudar sobre la visión de la Liga. Definitivamente no está en el lugar que podría estar, en comparación con Brasil por ejemplo”.

Los esports en la región y el futuro

Para Onur, la región avanza lento, pero seguro en esports, aunque quizás más lento que en otras partes del mundo. “Latinoamérica carece de infraestructura y nuestra cultura de esports aún no ha sido explotada. Me gusta mucho el trabajo que está haciendo 9z, el proceso de Frankkaster convirtiéndose de streamer a CEO, y sus seguidores en fans de 9z ha sido excepcional. Kala y Gonza siguen siendo pioneros, y nuevos equipos como Infinity Esports o All Knights están aportando una visión más empresarial que unipersonal.”

¿Y su futuro personal? Onur afirma que, probablemente, sea lejos de League of Legends. “Tengo ganas de volver a competir como jugador. Le voy a dar un intento a Valorant, a ver si todavía me dan las manos. Fui jugador de FPS por muchos años, también competí en los MOBA en alto nivel. Creo que este nuevo juego es un híbrido y tengo las condiciones para hacerlo bien. Ya veremos”.

Te puede interesar