Para la mayor parte del público, World Electronic Sports Games 2016 fue todo un éxito. Esto, debido a que realizó múltiples clasificatorias regionales alrededor del mundo a finales de 2016. Además, reunió a cerca de 300 jugadores profesionales en Changzhou, China para las finales presenciales de Counter-Strike: Global Offensive, Dota 2, Hearthstone y StarCraft II a principios de este año. Sin embargo, no todo es color de rosa, ya que el consorcio chino Alibaba reportó haber perdido dos terceras partes de su inversión de $20 MDD en WESG.

Wang Guan, gerente general de esports de la compañía, reveló esta noticia durante una entrevista para South China Morning Post. “Perdimos cerca del 60 al 70 por ciento de ese monto de dinero,” dijo Wang. Por fortuna, la empresa no ve esto como algo necesariamente malo, ya que obtuvieron un alcance de “cerca de cuatro millones de jugadores” en las diversas plataformas de streaming y redes sociales.

La primera edición de WESG fue impulsada por la Federación Internacional de e-Sports (IeSF, por sus siglas en inglés) y una decena de patrocinadores, con el objetivo de convertir este evento en los “juegos olímpicos de los esports.” La segunda entrega ya se encuentra en desarrollo, pero Wang asegura que Alisports no invertirá tanto dinero en esta ocasión y, para ahorrar costos, la compañía se asociará con los organismos disponibles en las ciudades en donde se organizará este torneo.

“Tuvimos más de 30 ciudades solicitantes y terminamos con 20 ciudades para este año,” comentó Wang. “Proporcionamos el dinero del premio y la mayor parte del personal de trabajo. Las ciudades compartirán los gastos para organizar sus juegos locales.” Por motivos contractuales, las finales de WESG se seguirán realizando en Changzhou durante los próximos tres años, Alisports intentará convertir esta ciudad en la capital china de los esports.

Con este movimiento, Alisports busca reducir su presupuesto en un 73% con la esperanza de cubrir los gastos con pocas pérdidas o ganancias. La bolsa de premios total para los cuatro juegos seguirá siendo de $5.5 MDD para la final presencial del próximo año y los gastos de organización en cada ciudad serán cubiertos por organismos gubernamentales, compañías de deportes y desarrolladores de videojuegos.

A pesar de que no espera “generar mucho dinero con la organización de estos torneos,” Alisports cree en el gran potencial de los esports al invertir el 40% de sus operaciones en esta industria, con la intención de aumentar en un 50% en el futuro.

Te puede interesar