Los titanes sangran

En la jornada del 14 de marzo, el mundo supo que incluso los grifos pueden caer heridos en combate. Gen.G llegó como el caballo negro a la Grieta del Invocador, donde Griffin cayó por 0-2 y terminó con su sueño del split perfecto.

Gen.G está en el noveno lugar de la LCK, de hecho, el único motivo por el que no está al final es porque Jin Air Green Wings sigue en la competencia. En contraste, Griffin está en el primer lugar, seguido de SK Telecom T1 (próximamente conocido como T1) y SANDBOX Gaming, respectivamente. Bajo este contexto, parecía improbable que el campeón mundial de 2017 despertara en la última fase antes de play-offs. Pero ocurrió.

En el juego uno, Lee “CuVee” Seong-jin llevó a Neeko al carril superior, pero Park “Ruler” Jae-hyuk se volvió un cazador de magia negra con su Vayne. Y para fortunada de Gen.G, el MVP de Worlds 2017 encontró la magia detrás de Griffin, desmantelando poco a poco al jefe final de la LCK. Con un asesinato cuádruple cerca de la base de Griffin, Ruler comandó a Gen.G directamente al primer punto a su favor.

Relacionado: Un coreano tiene el récord mundial de asesinatos en League of Legends

Con los resultados del juego uno, lo más lógico sería bloquear las selecciones que dieron problema. Pero Griffin pecó y dejó libre los mismos campeones, algo que Gen.G aprovechó. Nuevamente, Ruler utilizó la Condena (E) de Vayne para clavar al grifo directo en su base, demostrando que nadie es invencible en este split.

En un escenario que recuerda a David contra Goliath, Gen.G demostró que aún puede dar pelea a la tabla alta de Corea. En cuanto a Griffin, parece que la partida contra SKT expuso sus debilidades, y existe la pequeña posibilidad de que pierda el primer lugar si entra en una racha de derrotas.

Portada cortesía de Riot Games.

Griffin derrotó a SK Telecom T1 en uno de los mejores juegos de 2019

Te puede interesar