La organización asegura que el jugador ganó $20 MDD bajo su escudo

FaZe Clan ha interpuesto una demanda contra Turner “Tfue” Tenney, donde acusa al popular streamer de haber violado el contrato que lo ligaba a la organización.

Dicho ataque no es repentino: Tfue y FaZe llevan varios meses disputando una batalla legal que comenzó en mayo, cuando Tfue demandó inicialmente al equipo por ofrecerle un contrato abusivo y supuestamente haber violado la ley de California. En aquella ocasión, el jugador aseguró que FaZe le había impedido aprovechar oportunidades de negocios, y también dijo que no le habían pagado la porción que le correspondía de los patrocinios.

A partir de entonces, ambas partes han estado luchando por imponer su versión de la situación no solo en los tribunales, sino frente al ojo público mediante videos en YouTube y acusaciones en redes sociales.

Esta contrademanda es el episodio más reciente de un drama que cada vez se hace más grande: de acuerdo con un reporte de The Verge, el documento señala que Tfue ganó más de $20 MDD durante su paso por FaZe y “no compartió casi nada de los ingresos” con la organización.

Otra de las quejas mencionadas es que el contrato de Tfue vence hasta 2021, y por eso FaZe considera que el jugador aun puede causarle grandes daños en el futuro.

Además, en un comunicado el equipo señaló que —aunque cada contrato es diferente— todos sus miembros reciben por lo menos 80% de los ingresos, mientras que FaZe se queda con 20% como máximo. Lo anterior aplica tanto para premios de torneos como para el dinero conseguido por crear contenido. No obstante, FaZe añadió que en el caso de Turner no se han cobrado ninguna de las 2 cosas.

Por lo pronto, no está claro quién ganará la guerra, pero parece que esta historia aún tiene mucho que dar. En todo caso, todo indica que este caso servirá para definir la relación entre organizaciones de esports y sus creadores de contenido de ahora en adelante.

Te puede interesar