Sus padres lo apoyan constantemente

Para algunos, pasar horas jugando videojuegos suena más a un pasatiempo que un trabajo. Lo cierto es que dicha mentalidad es cosa del pasado, y ahora los videojuegos generan empleos para muchas personas, especialmente en el ámbito de esports. Pero hay espacio para más personas, como los creadores de contenido.

Ser creador de contenido no es un trabajo fácil, pero tampoco discrimina edad. Y es que hay jóvenes que han ganado popularidad por sus montajes, jugadas o carisma en el micrófono. Este fue el caso de Griffin “Sceptic” Spikoski, creador de contenido para Misfits Gaming que tiene un canal de YouTube popular. ¿Lo más interesante? Solo tiene 14 años.

Sceptic se dedica principalmente a Fortnite. El joven de 14 años tiene un canal de YouTube con 1.2 millones de suscriptores, además de contar con el apoyo de la casa deportiva Misfits y los patrocinadores Alienware, Milk it! y Caffeine. En cuanto al tema monetario, Sceptic amasó un total de casi $200,000 USD tan solo el año pasado. Considerando lo joven que es, realmente es impresionante el éxito que ha cosechado.

Relacionado: Filtran el regreso de Thanos a Fortnite

Claro, Sceptic no solo se dedica a los videojuegos. Luego de bailar al ritmo de las victorias magistrales, el joven de 14 años cuelga el ratón y teclado para dedicarse a sus estudios en línea. En cuando a sus padres, la madre de Sceptic declaró en un documental de ABC7NY que “nunca me di cuenta que Griffin (Sceptic) era bueno en los videojuegos. Me dijo que lo era, pero el resto del mundo básicamente lo confirmó”.

El joven de 14 años no está solo, y es que después de fundar Sceptic Gaming Inc., sus padres acudieron con asesores financieros y contadores para ayudar al manejo de dinero de su hijo. Así que, para bien o para mal, sus ganancias no se irán directo a los últimos skins de Fortnite.

La fama de Sceptic se disparó luego de que le ganara a los mejores del mundo y subiera un video a YouTube. Al poco tiempo, el joven comenzó a tener éxito en Twitch y sus padres se adelantaron 2 pasos con el tema financiero. Conforme la dedicación del joven por los videojuegos aumentó, los padres de Sceptic decidieron sacarlo de la escuela.  A pesar de esto, el Sceptic insistió en tomar clases en línea, cosa que sus padres aceptaron.

Hace poco, el príncipe Harry cuestionó la presencia de Fortnite en las casas de familia. Con la historia de Sceptic, queda claro que el videojuego sí puede tener un impacto muy positivo en los jóvenes.

Te puede interesar