Es un día trascendental para los esports en Norteamérica

Team Liquid acaba de conseguir la victoria más importante en la historia de la LCS, venciendo a Invictus Gaming y metiéndose a la gran final de un torneo internacional.

La organización estadounidense jugó esta mañana contra los campeones del mundo para disputar las semifinales del Mid-Season Invitational 2019. Los pronósticos eran claros: TL tenía pocas probabilidades de ganar pero, para el asombro de todos, los representantes de Norteamérica superaron a sus rivales tanto en estrategia como en ejecución. Y no exageramos al decir que pasaron por encima de ellos como una aplanadora, por lo menos en gran parte de la serie.

La primera partida comenzó con ambos equipos mostrando un estilo agresivo pero sin caer en lo imprudente. Más tarde, IG sorprendió a TL yendo rápidamente por una bonificación de Barón que lo puso en una posición favorable. Sin embargo, Jung “Impact” Eon-yeong se vistió de héroe acabando con 3 miembros de IG y le dio a su equipo el tiempo que necesitaba para respirar. Llegando al final del encuentro, la composición de TL ya había alcanzado su máximo potencial, así que aprovechó su Sivir para entrar a la base de IG y derribar el nexo.

TL también se llevó la victoria en el segundo juego, pero esta vez imponiendo sus condiciones desde el inicio. Por su parte, IG cometió muchos errores que le costaron la vida a sus jugadores. En general, TL se vio bien al momento de plantear batallas en equipo, mientras que IG se sobreextendió varias veces con la definitiva de Ryze, dejando a sus fanáticos desconcertados. De nueva cuenta, la composición de TL simplemente era demasiado poderosa para IG, de modo que no fue problema cerrar el encuentro en el juego tardío.

Relacionado: Artículo: la historia de CoreJJ, un campeón mundial sin miedo al cambio

En la tercera partida, IG finalmente tomó control del juego: su estrella Song “Rookie” Eui-jin eligió a LeBlanc para presionar a Nicolaj Jensen y, como resultado, dominó el carril central por completo. Esto le permitió al equipo chino moverse libremente en el carril inferior y hacerse con una ventaja masiva, que finalmente se convirtió en su primer y única victoria dentro de la serie.

Para el cuarto juego, TL sacó la artillería pesada: su arma secreta eran Skarner y Lux, una dupla de campeones que resultó extremadamente exitosa. Aprovechando esta sinergia, TL se hizo con la ventaja desde los primeros minutos y nunca dejó que IG pudiera tomar la iniciativa. Así, los campeones de la LCS cerraron un día histórico para su región, y ahora solo queda descubrir quienes serán sus rivales en la gran final del MSI 2019.

Te puede interesar