La vitrina de trofeos de Jensen por fin tiene algo para mostrar

En la jornada del 13 de abril, la LCS celebró su gran final. St. Louis recibió a los campeones Team Liquid y Team SoloMid en un mejor de 5 (Bo5) para determinar quién es el rey de NA.

El primer partido inició con un sabor especial, porque Nicolaj “Jensen” Jensen mostró un Heimendinger para responder a la Zoe de Søren “Bjergsen” Bjerg. La estrategia no salió conforme lo esperado, ya que el carrilero central de TSM consiguió el daño suficiente para ser un dolor de cabeza.

La partida se alargó hasta los 40 minutos, donde Sergen “Broken Blade” Çelik fue un pilar con su Vladimir. Pese a lo reñido del encuentro, al final TSM puso el 1-0 a su favor. Esto se mantuvo en el juego 2, donde Bjergsen sacó una Lux para iluminar el camino al 2-0 y entrar en match-point.

Relacionado: Están de regreso: SKT es campeón de la LCK 2019

Team Liquid despertó en el tercer juego, que también llegó a los 40 minutos. Aquí, el caballo norteamericano logró reventar el nexo rival, poniendo el 3-1. El cuarto juego se sintió como un stomp, con TSM apenas derribando 3 torretas y consiguiendo 3 asesinatos. Para cuando el reloj tocó los 25 minutos, Silver Scrapes comenzó a sonar y los equipos se prepararon para un juego 5.

Todo o nada por el boleto a Mid-Season Invitational 2019. TSM parecía en control de la partida, hasta que Team Liquid ganó una pelea en equipo que los mantuvo a flote. En el juego más largo de la jornada, ambos equipos intercambiaron golpes, buscando el preciado trofeo. Al final, Team Liquid abrió el nexo enemigo para anotar el 3-2, conseguir el tercer título al hilo y entregarle su primer trofeo local a Jensen y a Jo “CoreJJ” Yong-in.

Esta será la primera vez que Jensen y CoreJJ pisan el terreno de MSI. El torneo internacional comenzará el primero de mayo y aquí puedes leer todos los detalles al respecto.

Portada cortesía de Riot Games.

SKT juntó a sus viejas estrellas para celebrar su 15 aniversario

Te puede interesar