Siguiendo los pasos de Activision-Blizzard

Otra ola de despidos amenaza a la industria de los videojuegos y a sus trabajadores. Según un reporte de Kotaku, Electronic Arts está por despedir a 350 personas, todas provenientes de las áreas de marketing, publicación y análisis.

Al igual que en el caso Activision-Blizzard, Kotaku tuvo acceso a uno de los correos electrónicos que recibieron los empleados por parte de los altos mandos. En esta ocasión, el mensajero de la mala noticia fue Chriss Bruzzo, jefe de marketing de EA y quien dijo que el objetivo es consolidar las áreas que sufrirán despidos, mejorar el soporte a cliente y cambiar algunas estrategias internacionales, lo que incluye cerrar oficinas en Rusia y Japón.

Relacionado: Una nueva leyenda llegará a Apex Legends durante esta temporada

“Tenemos como visión ser la compañía de videojuegos más grande del mundo”, escribió Bruzzo. “Si somos honestos con nosotros mismos, no tenemos esa posición ahora. Tenemos trabajo que hacer con nuestros juegos, nuestras relaciones con los jugadores y nuestro negocio”, explicó.

Kotaku contactó con EA para tener declaraciones oficiales. La compañía reafirmó los despidos y explicó su estrategia para salir adelante. “Además de los cambios organizativos, estamos profundamente centrados en aumentar la calidad de nuestros juegos y servicios. Los grandes juegos seguirán siendo el núcleo de lo que hacemos y estamos pensando diferente sobre cómo sorprender e inspirar con nuestros juegos”, dijo EA.

EA tuvo una mala racha desde 2017. La compañía recibió muchas críticas por su modelo de negocios en Star Wars Battlefront 2, después, fue abucheada por el triste lanzamiento de Mass Effect Andromeda, luego, Battlefield V no cumplió con las expectativas y, por último, la gota que derramó el vaso fue Anthem. Respawn Entertainment tuvo que salir a dar la cara por toda la compañía y lanzó el título más exitoso que ha visto EA hasta ahora, Apex Legends, un Battle Royale que generó $92 MDD en tan solo 30 días.

Te puede interesar