Karsa y Uzi tuvieron el mejor KDA y número de bajas, respectivamente

El Mid-Season Invitational 2018 llegó a su fin con la inesperada victoria de China sobre Corea. El conjunto Royal Never Give Up cerró la gran final con un 3-1 ante Kingzone DragonX, campeón de la LCK y favorito para levantar la copa. No obstante, esto no fue lo único impresionante del torneo.

Para continuar recordando lo ocurrido en las eliminatorias del MSI, Riot Games liberó una infografía donde se aprecia cuál fue el juego más largo, corto y sangriento del torneo. También se presenta cuántos dragones fueron asesinados, el índice de victoria y aparición de campeones, así como la puntuación de cada jugador. En ese sentido, RNG no se conformó con ser campeón, también obtuvo los mejores números.

Relacionado: Royal Never Give Up: Este año nosotros creamos el meta

La partida más corta de las eliminatorias fue el juego 3 de RNG contra Kingzone DragonX, con una duración de 25:47 minutos. El más largo fue el tercer encuentro de RNG y Fnatic con 47:35 minutos, mientras que el más sangriento fue el primero de la misma serie con 43 asesinatos.

En el apartado de jugadores de la semana, Hung “Karsa” Hau-Hsuan tuvo el KDA más alto con 6.4 y Jian “Uzi” Zi-Hao tuvo el mayor número de bajas con 42. Kingzone DragonX no se quedó atrás, porque Gwak “Bdd” Bo-seong tuvo 84.1% de participación en las bajas y Kim “PraY” Jong-in murió 24 veces.

Entre otras cosas, el MSI 2018 es memorable porque es la primera vez en más de 1,106 días que un equipo coreano pierde un mejor de 5 (Bo5). También destaca la selección de campeones, porque el torneo 76 selecciones únicas. Este es el número más alto que ha visto un MSI desde su creación en 2015 y no es para menos: el torneo vio desde un Rammus hasta un Yasuo rondando en el carril central y superior.

El MSI 2018 será recordado por el regreso de China al trono internacional. La próxima parada es Worlds 2018, y todo indica que las sorpresas están lejos de terminar en la escena competitiva de League of Legends.

Te puede interesar