Fue condenada por estafas y fraude

La streamer y exjugadora profesional brasileña, Shayene “shAy” Victorio, es conocida por su desarrollo competitivo en la escena de Counter-Strike: Global Offensive y recientemente ha resaltado en variados medios internacionales por su historial delictivo.

La jugadora fue condenada por múltiples fraudes y enfrenta 116 años de prisión en su país natal. Esta condena, que suena bastante impactante por su duración, no será cumplida a cabalidad por la streamer brasileña debido a las regulaciones judiciales del país. En las leyes brasileñas, se establece que sin importar la duración de la condena dictada, lo máximo de tiempo de prisión que se puede cumplir por un mismo delito es de 30 años.

De acuerdo a los reportes, el grupo especial de acción brasileño que combate el crimen organizado llegó la investigación de las acusaciones contra Victorio, como codueña y operadora de una tienda online de aspectos de CS:GO entre el 2013 y el 2017. Las acusaciones señalan que los artículos vendidos en esta tienda no fueron entregados a los compradores jamás ni existió devolución de dinero.

La jugadora niega las acusaciones y acusa a su anterior pareja y dueño de la tienda. “Vamos a apelar a la sentencia, la que consideramos inhumana, esperando una nueva decisión y bajo la guía del principio de inocencia” afirmó el abogado de Victorio.

Noticia relacionada:  Call of Duty League anunció alianza comercial con el Ejército de USA

La acusada confirmó que estuvo libre y seguirá libre durante el proceso de apelación. “No estoy arrestada y no estaré arrestada” dijo en un intento de frenar a los periodistas afirmando que estaba fugitiva.

En mayo, la jugadora abandonó el mundo de los esports para concentrarse en su carrera como influencer en redes sociales, pero este proceso legal la llevó a decidir abandonar las redes sociales “para cuidar mi sanidad”.

Te puede interesar