Siguiente parada: MSI 2019

En la jornada del 14 de abril, Rotterdam recibió una revancha entre 2 equipos emblemáticos de Europa. Luego de sacar a Fnatic del torneo, Origen reclamó una segunda oportunidad contra G2 Esports, el villano y súper equipo de Europa, en una final al mejor de 5 (Bo5).

La gran final arrancó llena de sorpresas, porque el carril inferior de G2 optó por el combo de Sona y Taric. En el carril inferior estaba Martin “Wunder” Hansen con Irelia. En la partida más larga de la jornada, G2 mantuvo la ventaja en oro por momentos, pero Origen también se puso a la cabeza en algunas instancias. Para buena suerte de los samurái, las espadas de Irelia fueron lo suficientemente filosos como para diezmar los cuarteles de Origen, poniendo el 1-0 en el proceso.

El segundo partido no decepcionó en términos de sorpresas. G2 revivió los tragos amargos del parche 8.11 con el regreso del gold funneling. Esta fue una respuesta al combo de Sona y Taric de Origen, que no pudo contra la composición de G2.

Relacionado: Team Liquid consigue su tercer título al hilo en la LCS 2019

Morgana, Pyke, Ryze, Xayah y Rakan acumularon suficiente oro como para reventar la base Origen al tocar el minuto 25. Con el tercer juego a la vuelta de la esquina, muchos se preguntaron qué más podría sacar G2, y Luka “Perkz” Perković respondió: Neeko ADC.

Neeko ADC fue una de las piezas para una de las victorias más rápidas de Europa. G2 aplastó a su rival en el juego 3, cerrando el partido en la marca de los 18 minutos, cerrando así la jornada en 74 minutos con 32 segundos. Como dato de color, G2 tenía el récord de la final más corta, pero por 104.97 minutos.

G2 llega a Mid-Season Invitational 2019 como uno de los rivales más fuertes. El equipo europeo demostró que, virtualmente, puede jugar lo que sea. Esto será vital contra equipos como Team Liquid, SK Telecom T1 y la LPL

Portada cortesía de Riot Games.

Están de regreso: SKT es campeón de la LCK 2019

Te puede interesar