Su lugar en la LCS podría estar en juego

A finales de abril, el escándalo tocó la puerta de Echo Fox. Gracias a un reporte de Richard Lewis, nos enteramos que Rick Fox, dueño de Echo Fox, estaba por abandonar su posición dentro de la organización por comentarios racistas.

La respuesta de Echo Fox no se hizo esperar. Al mismo tiempo, Riot Games comenzó una investigación antes de dar un veredicto. Ayer 15 de mayo, finalmente supimos qué pasará con Echo Fox y su escándalo: tendrá que despedir al accionista responsable para evitar problemas futuros en la LCS.

Riot publicó la actualización en su cuenta de LoL Esports. Ahí, se lee: “La LCS ha concluido su investigación preliminar sobre los supuestos comentarios hechos por uno de los dueños de Echo Fox. Los discursos de odio, amenazas e intolerancia no tienen lugar en la LCS. Le indicamos a Echo Fox que tome acciones correctivas apropiadas dentro de los próximos 60 días.

“Si Echo Fox no toma cartas en el asunto despidiendo a quienes violen las reglas y acuerdos de la liga dentro del tiempo requerido, la liga pondrá en marcha acciones formales que podrían impactar negativamente el futuro de Echo Fox en la LCS”, finalizó Riot.

Relacionado: La historia de CoreJJ, un campeón mundial sin miedo al cambio

Rick Fox es una de las personalidades más importantes dentro de los esports. Además de apostar por los deportes electrónicos, es famoso por apoyar a sus jugadores. Si bien el comunicado de Riot no asegura un final feliz, sin duda mete presión para que Echo Fox tome cartas en el asunto.

Te puede interesar